Qué es un driver LED y cómo escoger el adecuado para cada sistema de iluminación y cómo escoger el adecuado para cada sistema de iluminación

Escrito por: Secom
11 de enero, 2024
Tiempo de lectura: 5 min

¿Qué es un driver LED? Este componente electrónico resulta imprescindible para el buen funcionamiento de la tecnología LED, pues consigue que las luminarias optimicen sus prestaciones. ¿Cómo lo logra, cuáles son sus tipos y cómo se debe escoger el modelo idóneo para cada sistema?

En este artículo trataremos...

  • Qué es un controlador / driver LED
  • Cómo funciona el controlador LED y tipos
  • Cómo elegir un controlador LED. Factores a tener en cuenta
  • Calcular el controlador de la lámpara LED
  • Productos SECOM Iluminación

Qué es un controlador / driver LED

Es un componente electrónico necesario para el funcionamiento de las luminarias, ya que transforma la corriente alterna en continua. Así, el voltaje que llega desde la red eléctrica se adecúa o regula desde este aparato a fin de que las luminarias emitan luz correctamente.

Su importancia radica en su capacidad para optimizar el funcionamiento, dado que incrementa el rendimiento y la durabilidad. Las funciones principales de un controlador LED son las siguientes:

  • Regulación del flujo de electricidad.
  • Ajuste del voltaje que suministra.

Así, en primer lugar, regula la corriente eléctrica que fluye hacia el dispositivo de iluminación. De esta manera, consigue que el suministro de energía sea constante. Por lo tanto, gracias a este elemento, se mantiene el brillo y la temperatura de color en unos niveles estables a lo largo del tiempo, y se evitan fluctuaciones o cambios bruscos.

En segundo, este componente tiene la capacidad de regular la alimentación de una o varias luminarias. En consecuencia, resulta imprescindible tanto en proyectos de iluminación de pequeña como de mediana o gran escala.

Respecto al ajuste, alimenta a las luminarias con una corriente constante ante posibles cambios de temperatura. Así, asegura el voltaje y corriente apropiados a un LED y a una cadena de estos, incluso en casos de variaciones en las propiedades eléctricas. Su papel es crucial por cuanto permite la adaptación del flujo de voltaje a unos niveles de suministro continuo, invariable y duradero.
Este aparato, exclusivo de la tecnología LED, tiene diversas aplicaciones que van desde la iluminación comercial a la industrial o residencial. No obstante, para ello hay que saber escoger el controlador adecuado. Esto implica tener ciertos conocimientos del funcionamiento y estar al tanto de los tipos existentes.

Cómo funciona el controlador LED y tipos

Su papel se puede resumir en que hace posible que la corriente alterna del suministro pase a la luminaria como continua (DC). Es decir, transforma una corriente de intensidad variable en una constante. En esta última, el movimiento de las cargas siempre va en un mismo sentido.

La elección de un driver incorrecto puede resultar en el sobrecalentamiento y pérdida de rendimiento o avería de la luminaria o sistema de luminarias. Esto supone un gasto añadido y una falta de eficacia en la instalación de iluminación. Por consiguiente, es crucial escoger bien el controlador.

En esta línea, la corriente de salida en una instalación eléctrica supera la potencia que necesita una luminaria. Es en ese momento cuando el driver la rebaja sin desperdiciar energía.

Respecto a los tipos de LED driver, hay varios. Según su lugar de colocación son los que siguen:

  • Internos.
  • Externos.

En lo referente a su función:

  • De corriente constante. Son necesarios cuando se dan muchas fluctuaciones de corriente.
  • De voltaje constante. Garantizan la luminosidad en un mismo nivel en todo momento.

Cómo elegir un controlador LED. Factores a tener en cuenta

Saber cómo elegir driver LED requiere la consideración de varios factores clave:

  • Potencia requerida para las luminarias.
  • Capacidad de carga del controlador.
  • Eficiencia energética.
  • Compatibilidad del controlador con el sistema de iluminación.
  • Índice de Protección o IP, para conocer su grado de resistencia a agentes externos, como golpes, humedad o polvo.
  • Cumplimiento de la normativa de seguridad.

De todos estos requerimientos se deriva que se ha de cuadrar la necesidad de potencia precisa con la capacidad de carga del driver. De esta manera, se logra una optimización del rendimiento y el funcionamiento. Por otro lado, la resistencia, la compatibilidad, la eficiencia energética y la seguridad son consideraciones importantes para asegurar la calidad.

Calcular el controlador de la lámpara LED

Como se ha indicado en el apartado anterior, este paso es crucial para la elección del driver. Implica evaluar la potencia total de las luminarias para escoger un controlador que soporte esa carga.

Así pues, se optimiza la eficiencia, la durabilidad y se minimiza la necesidad de mantenimiento. Es esencial destacar que cada luminaria cuenta con unas especificaciones técnicas determinadas y que estas han de alinearse con las propias del controlador. Solo así se garantiza el correcto y óptimo funcionamiento del sistema.

Por lo tanto, quien vaya a adquirir unos dispositivos de esta naturaleza ha de consultar dichas especificaciones para ambos previamente al despliegue de la instalación.

Productos SECOM Iluminación

SECOM Iluminación dispone de un variado catálogo, que incluye soluciones de controladores de alta calidad. Estos cumplen con los estándares más exigentes y se ajustan a diferentes aplicaciones y necesidades.

Cada familia de luminarias tiene unas características concretas, por lo que precisa un determinado controlador. Así puede maximizar su rendimiento y la calidad de sus prestaciones.

Por todo ello, al escoger el producto idóneo no solo es necesario saber qué es un driver LED, sino los requerimientos del sistema de luminarias. De esta forma, se garantiza una mayor duración y eficacia de todos sus componentes, incluidas las luminarias. En SECOM Iluminación, se ofrecen soluciones para cada necesidad de productos de calidad, que aseguran un magnífico desempeño, con seguridad, resistencia, sostenibilidad y durabilidad.

Más en nuestro blog