Luz e Inteligencia Artificial, un binomio con alto potencial

Escrito por: Secom
19 de marzo, 2024
Tiempo de lectura: 5 min

El binomio luz inteligencia artificial está dotado de un potencial que no dejará de crecer en los próximos años. Si hay un factor en la planificación arquitectónica, urbanística, decorativa, ambiental y de seguridad es la iluminación. Tiene la capacidad de transformar espacios, contribuir al ahorro energético y brindar posibilidades y soluciones creativas. Uno de los sectores en donde más se notará este avance es el del alumbrado público.

En este artículo trataremos...

  • Introducción a la IA en las smart cities
  • Dónde se puede aplicar la IA al alumbrado público de una ciudad
  • Beneficios asociados
  • Conclusiones y puntos clave
  • Alumbrado público de SECOM

Introducción a la IA en las smart cities

La iluminación inteligente o AI lighting va a acelerar el cambio de paradigma en lo que respecta al uso de la luz en espacios urbanos. Cada vez más ciudades están interconectadas gracias a la tecnología. Acumulan datos gracias a dispositivos instalados estratégicamente y los utilizan para configurar espacios más seguros, accesibles, sostenibles y eficaces desde el punto de vista energético.

Las opciones que el aprendizaje automático brinda pueden aplicarse, por ejemplo, a la reducción del consumo eléctrico. También puede ponerse límite a la emisión de gases contaminantes o graduar la intensidad de las luminarias según las necesidades.

Este tipo de integraciones, cada día más usadas en espacios urbanos, ya se ven desde hace años en otros entornos. Hay edificios que las utilizan y también vehículos que saben graduar por sí solos la intensidad de los faros.

Ahora, la presencia de más o menos personas en una calle puede hacer variar las configuraciones de las luminarias, por ejemplo, de las farolas.

Son innovaciones que van más allá del uso de sensores y son posibles mediante algoritmos de inteligencia artificial. Esto quiere decir que la tecnología no solo puede actuar de manera reactiva, según las circunstancias presentes. Lo que ahora se puede hacer es predecir comportamientos y escenarios y actuar en consecuencia con la suficiente previsión.

La nueva era de la iluminación dejará atrás las viejas limitaciones de los dispositivos convencionales. La digitalización y la automatización ya están protagonizando ese nuevo modelo que implica el uso de algoritmos y estadísticas.

Dónde se puede aplicar la IA al alumbrado público de una ciudad

La IA requiere de la recopilación de datos para, a continuación, analizarlos y aplicar fórmulas predictivas. Por tanto, en el caso del alumbrado público de una ciudad, hay numerosos lugares donde aplicar esta tecnología.

Entre ellos están los sensores que se usan contra la contaminación lumínica, acústica y medioambiental. Otras ubicaciones son los puntos de recarga para vehículos eléctricos o los de acceso al wifi de redes públicas. A esto se suman las cámaras de seguridad y de control del tráfico, los paneles informativos o publicitarios o las antenas de telefonía móvil y 5G.

Las Administraciones que pueden beneficiarse van desde los ayuntamientos hasta los Gobiernos autonómicos y el propio Estado en su red de carreteras. Así, por ejemplo, pueden saber de manera inmediata el número de luminarias en uso. Si necesitan hacer previsiones de consumo, tienen la posibilidad de obtenerlas de manera rápida. Por tanto, está garantizado el mantenimiento correctivo y preventivo.

Beneficios asociados

La aplicación de la IA al alumbrado público ofrece infinidad de opciones para una iluminación ajustable y regulable en las calles. Es posible ajustar el brillo teniendo en cuenta datos reales de patrones de tráfico y condiciones atmosféricas. De esta manera, la iluminación vial reduce el consumo energético y, a la vez, mejora su eficiencia.

El mantenimiento preventivo es otro de los principales beneficios. Gracias al uso de algoritmos para analizar datos provenientes de sensores se pueden identificar patrones que predicen fallos en los dispositivos. Con ello, se logra una mejor planificación de las labores de revisión y de intervención técnica. Al mismo tiempo, se minimizan costes y se agiliza el trabajo.

Por último, el mayor potencial de este proceso de desarrollo de la IA en alumbrado público tiene que ver con la integración. Al conectar los sistemas de iluminación con otras tecnologías inteligentes urbanas se mejora la seguridad y eficiencia energética.

Conclusiones y puntos clave

Los avances tecnológicos aplicados al sector de la iluminación hacen ver un futuro prometedor. Entre las conclusiones de este proceso están las siguientes:

  • La inteligencia artificial y el aprendizaje automático están transformando este sector.
  • Los sistemas de alumbrado público pueden estar entre los más beneficiados por estas tecnologías.
  • Entre las ventajas de la aplicación de estas innovaciones están el ahorro de costes y el uso inteligente de los recursos.
  • La integración con otros sistemas, como los circuitos cerrados de televisión o los semáforos, también contribuirá a una mayor seguridad.
  • Este nuevo modelo se encuentra en sus primeras fases. Por tanto, es previsible que en un futuro próximo sigan apareciendo más innovaciones y mejoras relacionadas.
  • Otra de las ventajas de este nuevo sistema tiene que ver con la mayor sostenibilidad de la iluminación inteligente con respecto a la convencional. Es menos contaminante y dadas sus opciones de personalización y programación, también permite un consumo más responsable.

Alumbrado público de SECOM

A la hora de escoger alumbrado público, SECOM pone a disposición de sus clientes diversas soluciones. Hay dispositivos para todo tipo de necesidades de alumbrado, como estas luminarias:

  • Balma LED. Es un semáforo peatonal. La alta calidad y el rendimiento son dos de las principales características de este dispositivo empotrable.
  • ECODUT K1. Es un producto de iluminación exterior vial que proporciona unas excelentes características de luz y evita la contaminación.
  • ECODUT K2. Al igual que el modelo anterior, tampoco emite luz contaminante y ofrece unas inmejorables características de rendimiento y resistencia.
  • MAGEC eonlight / eralight street system. Alta resistencia, eficiencia energética, adaptabilidad y tecnología LED son sus claves.

A la hora de planificar un alumbrado público se puede recurrir a proyectores industriales, linternas o lámparas de cuerda, entre otras opciones. Ahora, muchos de estos aparatos incluyen tecnología inteligente que los hace mucho más eficientes. Gracias a la combinación de excelentes sistemas de luz y la inteligencia artificial, muchas ciudades obtendrán mejoras impensables hace tan solo unos años. Entre ellas estarán el ahorro, la eficiencia y la sostenibilidad. También podrán mejorar los niveles de bienestar ciudadano y la calidad lumínica, entre otros indicadores.

Más en nuestro blog